Ernesto Cardenal

–Dylan Brennan

El 1 de marzo de este año falleció a la edad de 95 años el icónico poeta y figura clave de la teología de la liberación, el nicaragüense Ernesto Cardenal. Sin duda alguna era un escritor prolífico, con un catálogo tan amplio de poesía (y, hay que decirlo, no toda de la misma calidad) que el acercarse a su obra por primera vez podría resultar en una tarea abrumadora. ¿En dónde empezar? El lector nuevo haría bien en adquirir una copia de Noventa en los noventa. Editada por Trilce Ediciones en 2014, la antología consiste en noventa poemas seleccionados por Sergio Ramírez para celebrar la larga vida y trayectoria del escritor, abarcando los versos más representativos de Cardenal en orden cronológico.

Igual que muchos otros, la primera vez que llegué a conocer sus versos fue a través de sus Epigramas (1961): ‘Al perderte yo a ti, / tú y yo hemos perdido: / yo, porque tú eras / lo que yo más amaba’… Se me hizo algo cursi, con algo de los simplistas juegos de palabras de Octavio Paz. Siempre he preferido otro ‘epigrama’ en el cual lo personal mezcla con lo político de manera tanto lúdica como patética:

Me contaron que estabas enamorada de otro
y entonces me fui a mi cuarto
y escribí ese artículo contra el Gobierno
por el que estoy preso

El tono antiautoritario de esas líneas continuaría en su poemario Salmos, del año 1964, en el cual utiliza palabras suplicatorias y bíblicas con el afán de convocar una ayuda celestial para lidiar con la corrupción política en Nicaragua:

Bienaventurado el hombre que no sigue las consignas del Partido
ni asiste a sus mítines
ni se sienta en la mesa con los gángsters

[…]

Bienaventurado el hombre que no lee los anuncios comerciales
ni escucha sus radios
ni cree en sus slogans

Será como un árbol plantado junto a una fuente

Tres años después de su largo poema Oráculo sobre Managua, en 1976 publica su Epístola a José Coronel Urtecho, poema en el cual es sumamente notoria la cristalización de sus ideas religiosas-políticas:

La solución es simple: repartir fraternalmente.
El capitalismo impide la comunión.
Los bancos impiden la comunión
Y nadie con más de lo que realmente necesita.
A los bancos les interesa que el lenguaje sea confuso
nos ha enseñado el maistro Pound
de ahí que nuestro papel sea clarificar el lenguaje.
Revaluar las palabras para el nuevo país
mientras el FSLN viene avanzando en el Norte.

[…]

Llenar de amor este planeta azul.
(O la revolución es burocrática).

Hemos aquí al poeta que una vez afirmó, en una célebre declaración, que había ‘llegado a la revolución por el Evangelio. No fue por la lectura de Marx sino por Cristo. Se puede decir que el Evangelio me hizo marxista’. Más tarde empieza a incorporar ideas científicas a sus versos en Cántico Cósmico (1989): ‘Qué hay en una estrella? Nosotros mismos / Todos lo elementos de nuestro cuerpo y del planeta / estuvieron en las entrañas de una estrella’ y Versos del Pluriverso (2005): ‘De átomos de estrellas tú… / Y entre tú y el firmamento no hay línea divisoria’.

La extensión de este corto texto no permite un panorama exhaustivo de Noventa en los noventa. Basta decir que en las páginas de la antología el lector podría fácilmente identificar una trayectoria fascinante en su obra hacia un tipo de misticismo en donde los elementos sentimentales, políticos, religiosos y científicos se entremezclan de manera esporádicamente brillante.

Quiero concluir con una memoria de la primera y única ocasión que le vi. Fue en 2015 en Granada en el Festival Internacional de Poesía. Leyó unas breves líneas sobre la flora y la fauna del Gran Lago de Nicaragua que están gravemente amenazados por su ex-camarada Daniel Ortega y su proyecto del llamado Gran Canal. El sencillo acto de recordarnos de la delicada belleza de lo que se puede perder para siempre fue su manera de protestar y nos recordó que ‘el arte revolucionario sin valor artístico / no tiene valor revolucionario’. QEPD.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: