Héroes, Franco “Bifo” Berardi

Héroes por un día

 –Genaro Ruiz de Chávez O.

Escuchamos una canción de fondo: Heroes, de 1977. Canta David Bowie, con la guitarra de Robert Fripp y Brian Eno en el sintetizador. We can beat them, just for one day / We can be heroes, just for one day. Mientras mantenemos esta melodía dentro de la cabeza, visualicemos simultáneamente a un hombre joven que cierto día decide armarse hasta los dientes para asesinar al mayor número de personas posible. El acceso a las armas y las municiones no es ningún problema, y por lo general, se traza un cuidadoso plan antes de iniciar el tiroteo. ¿Por qué hace esto nuestro hipotético joven?

En Héroes: Asesinato masivo y suicidio (Akal, 2016), Franco «Bifo» Berardi plantea e intenta resolver esta pregunta. El recorrido es sinuoso puesto que no existe una respuesta sencilla para un cuestionamiento de esta naturaleza proteica. El pensador italiano inspecciona las diversas dimensiones que conforman el fenómeno de los asesinatos en masa y los suicidios colectivos de los últimos cincuenta años. Su punto de partida es el año 2012, cuando James Holmes mató a doce personas e hirió a otras setenta durante el estreno de Batman: Dark Knight Rises en Aurora, Colorado. Una vez capturado, y durante el interrogatorio policial, lo único que Holmes atinaba a preguntar era cómo terminaba la película.

A partir de preguntarse quién era James Holmes y cuáles pudieron haber sido sus motivos para perpetrar este acto, Bifo hila la información disponible y logra recrear un perfil. Se delinea ese rostro que no es sólo el de Holmes, si no el de Pekka Eric Auvinen (Helsinki, 2007, ocho muertos y su suicidio), Eric Harris y Dylan Klebold (Columbine, 1999, quince muertos), Seung-Hui Cho (Virginia Tech, 2007, el acto de asesinato masivo más violento en el territorio de los Estados Unidos con treinta y tres muertos), Anders Behring Breivik (Noruega, 2011, setenta y siete muertos en dos atentados), o Baruch Goldstein (Cisjordania, 1994, veintinueve muertos y ciento veinte heridos)… una lista que se alarga lamentablemente a través de los años.

Bifo encuentra el hilo conductor a través de las diferentes narrativas de los asesinos; discursos de odio y racismo, psicopatologías e identidades perversas asociadas directamente con las prácticas neoliberales en el capitalismo tardío. Parecería que la única frase que podría resumir de manera abrupta esta visión compartida por los asesinos es la de “ganar o morir” Si se tiene las de perder, entonces, acabar con «el otro» y con uno mismo en un acto espectacular y grotesco.

«¿Por qué he escrito un libro tan espantoso?» se pregunta el autor. Héroes es un ensayo desesperanzador, incluso aterrador, que ofrece algunos pasajes cuyos detalles cimbrarán al lector, o bien, desarrolla observaciones incisivas que logran alcanzan una visión panorámica de un fenómeno global complejo.

Muy probablemente, un sentimiento de malestar vago y generalizado persista en el lector una vez que haya terminado el libro. No obstante, Héroes es indispensable para fijar esta «Era del Espasmo» que habitamos. Nos confronta como individuos sujetos y expuestos a las mismas causas detrás de este tipo de acontecimientos. A pesar de habitar un país sumido en la violencia, he escuchado a gente decir que los tiroteos en escuelas son «las pequeñas tragedias del primer mundo», o «el producto de la enfermiza fascinación del pueblo de EUA por las armas de fuego». No obstante, sólo habríamos de recordar lo ocurrido en el Colegio Americano de Monterrey a inicios del 2017.  Así pues, lo que Berardi le presenta al lector no es un ensayo morboso sobre el lado más oscuro del capitalismo en el país vecino, sino un espejo en el que no muchos se atreverían a mirarse.

Atado por la impotencia, Bifo se cuestiona poco antes de concluir su ensayo: «¿Qué podemos hacer cuando no podemos hacer nada?» Quizás, lo único que queda es pensar en ese joven hipotético mientras se dirige con paso resuelto hacia su escuela, o al cine, o a una iglesia, sin que podamos hacer nada al respecto. Realmente nadie puede hacer nada al respecto. Tal vez sólo podemos tratar de confrontar al caos por medio de un profundo sentido de la ironía, en fin, ser héroes por un día. We can be heroes, just for one day.

Franco «Bifo» Berardi, Héroes: Asesinato masivo y suicidio. Ediciones Akal, col. Pensamiento crítico, Trad Pilar Cáceres, Madrid, 2016, 208 pp.

A %d blogueros les gusta esto: